Actualidad Grupos Étnicos

URIBE Y LA MINGA

Oct 13, 2020 Henry Caballero Fula

Durante el periodo 2002 a 2010, en el gobierno del entonces presidente Uribe, se presentaron eventos de movilización en el Cauca, a las cuales se les aplicó la represión y/o la desinformación. En estos días, Álvaro Uribe, adportas de salir de su detención domiciliaria, alertó sobre la actual minga en una serie de trinos que tituló “ojo a la minga”, tal vez reivindicando su experticia en este tema.

En 2004 se presentó Minga de más de 60000 indígenas caminando desde el territorio de convivencia, diálogo y negociación de la María, Piendamó, hasta la ciudad de Cali. Los temas: violencia en medio del conflicto armado contra las comunidades, modelo económico y TLC, reformas constitucionales y paquete legislativo, política de seguridad democrática. Al final los sectores populares se unieron en Cali y allí se realizó el primer congreso indígena y popular. Al comienzo la TV colombiana y la prensa ignoró la Minga pero cuando canales del grupo PRISA comenzaron a pasar esas interminables filas de personas caminando kilómetros y kilómetros, esos ríos de gente, sus pares colombianos se vieron obligados a informar sobre este minga que duró casi una semana caminando. Los habitantes de la ciudad de Cali y en general del país, vieron por primera vez expresiones serías y organizadas contra la política de seguridad democrática, el TLC y las políticas del Gobierno nacional del presidente Uribe, luego de dos años de posesionado.

En el año 2005 se inició, por parte de las comunidades indígenas del Cauca, el proceso de liberación de la madre tierra, que planteó ante el país la vigencia del problema agrario y la necesidad de la reforma agraria.  Se presentan recuperaciones por comunidades de las zonas Norte del Cauca, Nororiente, Oriente, Centro y reasentamientos, que demuestran una gran fortaleza y capacidad para no dejarse desalojar a pesar de la fuerte presión de la Fuerza pública. Las escenas de desalojo y resistencia se convierten en tema de noticia diaria. A pesar del principio sustentado por el presidente Uribe de no dialogar bajo presión, se realiza una reunión del mandatario en el palacio Presidencial con delegados del CRIC, en la cual se establecen acuerdos.  

En el año 2006 se realiza, en la María, Piendamó, la cumbre de organizaciones sociales por la defensa de la vida, el territorio y los procesos sociales con más de 20 organizaciones nacionales participando, empezó a sesionar la cumbre, pero el gobierno inició en el sur del Cauca y Norte de Nariño ataques con ESMAD contra movilizaciones que no estaban en la cumbre, y por solidaridad ésta decide salir a la Panamericana para exigir respeto a los movilizados.  Esta acción ocasiona una fuerte arremetida contra la cumbre por parte de la fuerza pública, presentando resistencia por parte de los participantes, con bastones y piedra. La fuerza pública entra a la María con tanquetas y con batallones antidisturbios, es asesinado el guardia indígena Pedro Pascue, heridos 70, hay casas y equipos destruidos, 29 detenidos, etc. Por su parte la guardia indígena retiene tres policías de los ESMAD y los entrega posteriormente con intervención de la defensoría nacional.

En un comunicado de alerta de los profesores de la Universidad del Cauca se señala: “En el siglo XX, para desgracia de las sociedades civiles, se demostró la eficacia de la mentira para arrasar a un pueblo como el judío. Hoy vemos que en Colombia la mentira que se lanza desde las esferas gubernamentales, que las FARC apoyan a la movilización indígena y campesina, sirve de colofón para agredir a un pueblo, para humillar a sus integrantes por medio del empleo de la fuerza de quienes históricamente han repudiado y negado a ese pueblo.” y al terminar señala: “Convocamos a la sociedad colombiana que todavía cree en la democracia y a la opinión pública internacional para que no solo denuncien la cobarde agresión de las fuerzas de la policía y el ejército a las comunidades indígenas, sino que sancionen moral y políticamente a quienes haciendo uso indebido del ejercicio del poder reproducen sistemáticamente las prácticas de agresión propias de un ejército de ocupación y de los organismos policiales que históricamente han sostenido la eficacia de las dictaduras que tradicionalmente en América Latina se ejercen en nombre de la misma democracia”.

En el año 2007 se realiza sesión del parlamento indígena y popular en la María, Piendamó, con reuniones durante todo el año, para tratar desde lo popular la legislación que se está produciendo en el país contra las poblaciones, que adquiere la característica de legislación del despojo, en resumen la siguiente: Estatuto de Desarrollo Rural, Código Minero, proyecto de ley de aguas, Ley General Forestal, y la legislación en salud y educación con espíritu privatizador y mercantilista y que no tiene en cuenta la existencia de múltiples culturas en el país.  También se plantea retomar, desde el parlamento indígena y popular, el mandato agrario el cual fue rechazado por el Congreso de la república cuando se tramitó el estatuto de desarrollo rural.

En el año 2008 La Minga de resistencia indígena, social y comunitaria se inició desde el día 12 de octubre, dentro de un contexto nacional en el cual se destaca el paro de corteros de caña. Se invita al presidente a estar en la Minga en la María.

Tomando como argumento las acciones de hecho sobre la vía Panamericana, desde el 14 de octubre el territorio de convivencia fue atacado con tanquetas, helicópteros, gases lacrimógenos, bala, etc. El territorio de la María, fue convertido en un campo de batalla. Los hechos de enfrentamiento entre fuerza pública y manifestantes se prolongaron por más de 5 días, y posteriormente se presentaron denuncias de atropellos a la comunidad por la Fuerza pública que permaneció en el lugar hasta el 2 de noviembre.

Las escenas de tratamiento de guerra en la María son visibles por los medios de comunicación y las acusaciones de la Minga de que se están usando medios no convencionales para responder a la protesta social son contestadas públicamente por el presidente de la República en el consejo comunal de Tame (Arauca) en el Oriente colombiano, y por los ministros del despacho, en ruedas de prensa organizadas en Popayán y Bogotá. El presidente afirmó que la policía permanecería en la María, porque desde allí se planeaban los atentados contra el orden público.

Un hecho mediático puso en duda las aseveraciones del Gobierno en términos de que las acusaciones de la Minga no eran ciertas. La Minga logró que un video saliera por el canal internacional CNN. Dicho video muestra a un policía disparando contra los manifestantes, en medio de los demás policías que ni se dan por enterados, dejando ver que este es un hecho normal dentro de su actuar. Ello obliga al presidente a utilizar los canales de TV para en alocución presidencial reconocer el hecho y lamentarse de que por no habérsele informado bien, la política de seguridad democrática pierda credibilidad ante el país, aunque no desautorizó esta clase de acciones.

Dado que el Gobierno nacional se niega a que la policía abandone la María, la Minga decide que este hecho es intolerable y toma como medida de denuncia ante la opinión trasladar su sesión hacia la ciudad de Cali con camino hasta Bogotá. El presidente manda emisarios para decir que llegará a Cali, donde en efecto llega, pero no da la cara, por lo que la minga decide seguir a Bogotá; entonces el presidente Uribe se compromete de manera pública a ir a la María, Piendamó; con estas seguridades la Minga se regresa y en efecto se realiza el debate de manera abierta al país (transmitido por señal Colombia) y con toda la Minga. Los temas fueron: a) resarcimiento del buen nombre del CRIC y del movimiento social y respeto de los DH b) ocupación territorial por la FP, c) liberación de la madre tierra c) acatamiento de la declaración de la ONU sobre pueblos indígenas d) Normatividad lesiva para los pueblos e) acuerdos incumplidos con organizaciones y movilizaciones sociales.  Luego del debate la Minga continuó hacia Bogotá, en el mes de noviembre, donde fue recibida por muchos sectores con gran aprecio.

En el mes de diciembre es asesinado por el ejército Edwin Legarda esposo de Ayda Quilcue, la consejera mayor que encabezó la Minga indígena que acababa de terminar.

Dada esta historia reciente, el expresidente Uribe tiene toda la experiencia para decir “ojo con la Minga” y el movimiento social de la Minga tiene toda la experiencia para decir “ojo con Uribe”. Los tiempos son distintos pero los temas, los actores, los señalamientos, y hasta los escenarios, son similares.

Henry Caballero Fula

Popayán

13 octubre de 2020