Actualidad

EN PEDAZOS EL MODELO NEOLIBERAL

Oct 28, 2019 Diego Otero

Diego Otero Prada

Bogotá, 25 de otubre de 2019

Por fin se levantó el Pueblo chileno contra el modelo neoliberal impuesto desde 1973 por la dictadura de Augusto Pinochet y continuado desde la vuelta a la supuesta democracia en 198×9 por los partidos Demócrata Cristiano y el Partido Socialista que se volvió neoliberal. Precisamente, Michelle Bachelet dos veces presidente de Chile por los socialistas se caracterizó por seguir el modelo y hoy no dice nada, no apoya al levantamiento, claro no puede porque es una de las responsables del desastre.

Lo importante de lo que está ocurriendo en Chile es que nos presentaron a este país como el modelo, el ejemplo a seguir, como lo máximo, pero por dentro se estaba carcomiendo. Los medios y los partidos políticos vendían las ventajas de unas clases media y alta que se venían beneficiando del modelo neoliberal, pero las clases medias y pobres sufrían.

Todo se privatizó. La educación, la salud, las pensiones, los servicios públicos, los transportes, todo, ninguna actividad se exceptuó

¿Cuál ha sido el resultado? Pensiones bajísimas, educación privada costosa, tarifas de agua, acueducto, transporte, energía eléctrica, combustibles y gas altos y problemas de vivienda.  Y salarios que no han crecido suficientemente para los estratos medios y bajos. Ventajas para el sector financiero y privado. Desigualdad de ingresos y capital de los más altos del mundo.

Irónico, pero días antes del inicio de la rebelión, Piñera hablaba de Chile como de un oasis, era el ejemplo en los medios conservadores, en los economistas del Banco Mundial, del FMI, del BID, en todos los ortodoxos en economía.

Como dicen los que protestan, no son 30 pesos del metro, son 30 años de explotación. Treinta años en que sigue vigente la constitución antidemocrática pinochetista.

Chile despertó, es el grito del pueblo chileno, ante una clase política tradicional estupefacta, podrida, aliada con el poder económico incluyendo a esos seudococialistas del Partido Socialista, al viejo partido Demócrata Cristiano. Como en Argentina, todos deben irse y que lleguen nuevos movimientos políticos, nuevas fuerzas anti neoliberales.

Muy interesante el video que circula en las redes de una periodista rusa que hace un diagnóstico muy acertado de lo que es hoy el llamado milagro chileno, cuyo gobierno enfrenta a la población con guerra, en las palabras del derechista Sebastián Piñera, que saca a las calles tanques, carabineros, ejército, helicópteros y de nuevo vuelven las torturas, e imponen toque de queda como en los viejos tiempos de la dictadura.

La solución no está en pañitos de agua tibia  como intenta la derecha reaccionaria chilena, la solución es quebrar el modelo neoliberal, acabar las privatizaciones, ir a un sistema de pensiones público, fomentar la educación pública, desprivatizar el agua, aumentar los salarios, eliminar las exenciones a las empresas, gravar a los ricos, dar seguridad al trabajador, facilitar las viviendas a los pobres y la clase media, acabar con los créditos educativos que tienen agobiados a los estudiantes, cambiar el modelo extractivista  centrado en el cobre, y especialmente, acabar con la constitución derechista de Pinochet, en fin, es tan grande lo que hay que hacer en Chile, que se requiere que la población no ceda, que esté lista a levantarse en cualquier momento para que se destruya el modelo neoliberal.

Lo que se aplica para Chile también vale para Colombia, Perú, Ecuador, Argentina, Brasil, el fin para toda Latinoamérica y el Caribe. Estamos en la revolución contra el neoliberalismo y el comienzo de un nuevo orden no solamente en nuestro continente sino en el mundo entero.

Chile despertó, como Ecuador y Argentina. Ahora falta Colombia.